fbpx
1 3000 1 120 http://www.apolorama.com 960 1
site-mobile-logo
site-logo

Un diálogo en viva voz: Nona Fernández e Isabel Mellado

Este artículo se lee en 4 minutos

Dos escritoras chilenas a las que la literatura las envuelve en la memoria chilena.

Isabel comienza presentando a Nona , leyendo la biografía autorizada del libro La Dimensión Desconocida (Alfaguara)  y al contrario Nona presenta a Isabel donde lee en su nuevo libro Vibrato (Alfaguara) ,donde lamento no poder asistir a su presentación en Chile debido a compromisos laborales como actriz.

Isabel cuenta que uno de los regalos de la literatura es que conoció a Nona aquí en la  Feria de Libro ,hace más de cinco años.

Nona comenta que la dinámica que tenían pensada para iniciar la charla sobre indagar en el camino , que les llevo a escribir sus libros? , y al finalizar se cuestionarían una a la otra en referencia a su literatura.

La dimensión Desconocida” 

Narración híbrida nutrida por el reportaje periodístico y la ficción autobiográfica, La dimensión desconocida se ocupa de la entrevista que Andrés Antonio Valenzuela Morales le concedió a la revista Cauce en agosto de 1984, para confesar los secuestros, torturas y asesinatos que cometió cuando prestaba servicio en la policía política de la dictadura de Augusto Pinochet. “Yo torturé” son las palabras que podemos corroborar en la portada de aquella histórica edición. A partir de la reconstrucción de estos eventos atroces, junto al vívido ejercicio de la imaginación y los nubosos recuerdos de la infancia y la juventud, el lector penetra la dimensión desconocida que fue aquella aciaga época de la historia reciente de Chile.

La voz de Nona Fernández narra desde el lugar de quienes crecieron durante la brutal dictadura de Augusto Pinochet, desde la ingenuidad de la infancia.

Vibrato” 

Clara nace en Chile dentro de una familia liberal, opuesta a la dictadura, y con un gran interés por la cultura. No en vano, tanto ella como su hermano Raúl se inician en el aprendizaje del violín desde muy pequeños; la música, aunque de diferente manera, les acompañará por el resto de su vida.

La persecución y posterior desaparición del padre supone para la niña el primer gran dolor, la primera muestra de violencia, y desde ese momento se refugiará en su violín hasta convertirlo en una extensión de su propio cuerpo, parte inseparable de su personalidad.

En el Primer movimiento -así titula Mellado a cada una de las tres partes de la novela- vemos la gestación de la violinista, sus primeros instantes (“Me extirparon del compás materno”), la sensibilidad suprema que compone al personaje (“Húmeda de sangre ajena, fue sencillo adherirme a una fresca espiral de manchas que surcaban el aire”); y es cuando somos conscientes de encontrarnos ante una prosa lírica, cargada -que no sobrecargada- de tanto sentimiento que tememos no poder soportar ese tono a lo largo de las más de trescientas páginas que tiene la obra. Sin embargo, sí lo conseguimos, es más, gozamos con cada frase, cada párrafo, cada pasaje.

La autora, aunque empeñada en hacernos creer que Vibrato no se trata de una autobiografía, ilustra en más de una ocasión con fotografías, cartas, partituras originales, que afianzan nuestra convicción de que hay mucho de Isabel Mellado en todo.

El Tercer y último movimiento es el más breve y es, quizá, donde la protagonista/autora se/nos hace más cantidad de preguntas (“… ¿qué es el público?… un testigo, ¿un náufrago?… ¿Un voyerista?… ¿Y qué es el concierto?… ¿El acto osado de quien se condena por un par de horas a sí mismo?…) que el lector debe -o no- responder/se.

 

Denisse De la Parra

www.denissedelap.com

Anterior
María José Ferrada...
Siguiente
Mircea Cărtărescu,...