,

Tengo una pregunta.

ilustración por Clau Silva @clauslva
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Tengo una pregunta que en las noches se me mete en el insomnio y la muy hija de puta, me despierta bañada, peinada y vestida de manera distinta antes de que suene la alarma.

Tengo una pregunta que me hace brincar de vez en cuando, que me levanta los parpados cuando estos van en caída libre, que me hace callar y voltear hacía la nada con mirada de interesante.

De vez en cuando también me viste en alguna plática.

 

Y pensar que la tuve desde que era una pequeña duda, antes de que le salieran los signos de interrogación.

 

A veces le da por armar fiestas en mi cabeza, invita familiares y amigos, me llena de más preguntas de las que alguna vez me había imaginado que podrían vivir en mí. Iluso.

Tengo una pregunta y no creo que alguien me la pueda responder, porque es mía tan mía que no pienso compartirla. Porque en una de esas tampoco quiero que me la resuelvan.

Es una pregunta como ninguna otra. Se viste de posibilidad y se perfuma con incertidumbre no. 5.

Espero que tú también tengas la tuya, que la cuides, que le eches agua y de vez en cuando la saques a pasear, porque es fundamental para que crezca sana, se reproduzca y el día que muera, termine reencarnando en otra pregunta más grande, más concisa y tal vez, más directa. Más evolucionadita, vaya.

Porque una pregunta es una manera de actualizar tus sueños y tus deseos. De ayudarte a definir lo que te gusta de verdad y lo que de verdad detestas. Porque no es un no saber algo, sino una oda a la curiosidad.

La gente no anda por la vida con un signo de interrogación sobre la cabeza y habría que ver la cantidad de preguntas que uno tiene encima.

Igual y tememos preguntar porque ya sabemos la respuesta, o porque creemos que eso es justo lo que tenemos que encontrar.

Nos pasamos la vida buscando respuestas a preguntas no formuladas, sin pensar que a lo mejor lo que debemos de buscar son preguntas.

 

De mi parte y por cooperar, te dejo un par por aquí para que hagas de ellas lo que quieras.

 

Por qué una pregunta no puede ser la respuesta de otra.

 

Por qué necesitas el signo para darte cuenta que te estás preguntando lo que te estás preguntando.

 

Creo firmemente que la pregunta es la que nos impulsa, así que cuando no encuentres razones, fuerza o el motivo para hacer algo, puedes empezar por preguntarte, por qué no. O la pregunta que se te venga en ese momento a la cabeza. La que te sirva como trampolín para brincar.

Igual y es por eso que le tememos tanto al silencio, por ser el alta voz de las preguntas que tenemos en el sótano, con la luz apagada.

Sólo recuerda que afortunadamente todos nacimos con un par de signos de admiración tan grandes, que podemos afrontar cualquier pregunta aunque todavía no tengamos la respuesta. En el camino aparecerá, o si eres muy afortunado aparecerá una más grande.

 

Por eso tú pregunta, que lo peor que te puede pasar es que te respondan.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Noe Silva

Publicista. Amante de la discusión. Firme militante del depende. Redactor creativo en La DobleVida. En resumen, creo que el caos es necesario.