,

Respeto sin erre. // La columna de Noé Silva

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Porque raspa.

 

Y es que apenas nos parece algo rugoso y entonces deja de ser respetuoso. Y lo señalamos y lo repudiamos y en una de esas hasta lo condenamos a la hoguera de las cosas que no entendemos.

Susceptibilidades heridas al por mayor. Como si estuvieran en oferta. Susceptibilidades más delicadas que el jarrón chino de la abuela.

A mí, esas cosas me desesperan. Me hartan, con hache, aunque sea muda, pero también con signos de exclamación, incluido el que abre. Me harta tener que tratar a cada persona con pinzas, incluidos los hijos de puta, los inconscientes y hasta las opiniones que me han estado hinchando los adjetivos. Por eso soy de los que menos se aguanta. Porque aguantar lo que uno piensa es peligroso. Hace daño. En una de esas inventamos un nuevo término, blue mouth.

Las famosas groserías. Lo que la gente se empeña en escuchar mientras abre los ojos y la boca acompañada de un jalón fuerte de aire. Qué espanto. Qué miedo. Qué grosero. Pero creo que el problema radica en el uso poco frecuente de los diccionarios o en su defecto de wikipedia. Pensamos que las palabras vulgares pueden catalogarse como groserías. Vulgares por sosas, por ser las más fáciles. En serio, lo difícil y/o ingenioso sería insultar a alguien sin el uso de esas palabras. Muchos ya lo hacen en el día a día, mientras miran su celular al mismo tiempo que alguien les habla, por ejemplo.

Así que hazme un favor y mírame directo a las letras mientras te escribo esto a la cara.

Dejemos de lado la susceptibilidad y tomemos pastillas que combatan la moralina, que este par de enfermedades nos hace más daño que cualquier otro virus o representante gubernamental. Bueno, igual y no tanto. Pero de que joden, joden.

Decir las cosas como son, sin preámbulos ni estar todo el tiempo midiendo las palabras. Cuidándolas. Como si ellas nos cuidaran a nosotros. Eso no es falta de respeto, es decir la verdad. Aunque a la mayoría no le guste.

Falta de respeto, escribir con faltas de ortografía.

Los que hacen preguntas esperando escuchar una respuesta en específico y no lo que piensan los demás, me dan la impresión de que son los mismos que leen a Paulo Coelho esperando una frase motivacional que les solucione la vida.

Falta de respeto, decir hola cuando quieres decir adiós, cuando dices, bien, pensando en mal, cuando ocultas el odio en las comisuras de una sonrisa.

 

A final de cuentas, los hipócritas no son más que mentirosos con dotes histriónicas.

 

Por eso cuidado con la verdad, suele ser un instrumento puntiagudo.

 

Por eso la verdad no respeta, sin erre. Espeta.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Noe Silva

Publicista. Amante de la discusión. Firme militante del depende. Redactor creativo en La DobleVida. En resumen, creo que el caos es necesario.