1 3000 1 120 http://www.apolorama.com 960 1
site-mobile-logo
site-logo

¿Por qué se usan ahora los coches como armas?

Este artículo se lee en 4 minutos

España fue el blanco de un nuevo ataque terrorista perpetrado por ISIS y que no sólo sacudió la ciudad de Barcelonaluego de que un vehículo atropellara a una multitud en la ciudad ocasionando 13 muertos y más de 100 heridos, sino que también afectó la localidad costera de Cambrils, donde esta madrugada la policía eliminó a un grupo de terroristas que tenían planificadas más acciones con diversas ramificaciones y escenarios. Hasta los momentos hay cuatro detenidos: tres marroquíes y un español, pero la nación europea se mantiene en alerta.

En los últimos años hemos visto un repunte de la utilización de vehículos por parte de terroristas para llevar a cabo estos atentados: no sólo el fin de semana pasado vimos la misma técnica en Charlottesville, sino que ya se ha hecho común que se reporten víctimas en diversas partes del mundo, desde París hasta Londres, en donde alguien con un automóvil en marcha arremete contra personas inocentes en un momento inesperado.

¿De dónde vino este modus operandi?

El manual de ISIS

El camión de carga usado en el ataque de Estocolmo el pasado abril. Fotografía: Jonathan Nackstrand/AFPEL CAMIÓN DE CARGA USADO EN EL ATAQUE DE ESTOCOLMO EL PASADO ABRIL. FOTOGRAFÍA: JONATHAN NACKSTRAND/AFP

Aunque este tipo de ataques se vienen perpetrando desde hace unos 10 años en lugares como Israel y Palestina en donde se emplearon tractores, excavadoras y otros vehículos de carga en ataques contra peatones, el portal Slate cuenta que en el año 2010, Inspire, la revista en línea en inglés publicada por al-Qaida en la Península Arábica, publicó un artículo en el que sugiere la utilización de cualquier vehículo como arma de destrucción masiva.

Además, en ese entonces sugería que se insertaran hojillas, cuchillas de acero o cuchillos de carnicero al frente de una camioneta de 4 x 4 camión para crear una segadora, “para cortar a los enemigos de Allah”. El artículo además recomienda que quienes vayan a utilizar esta técnica deben ir lo suficientemente rápido para lograr el mayor daño posible una vez que las multitudes comiencen a dispersarse, y elegir sus objetivos cuidadosamente.

De hecho, sugiere ir a lugares preferidos por los peatones que existan en el centro de las ciudades. Así lo escribe su autor, el editor en jefe de la publicación, Yahya Ibrahim, quien en ese entonces también sugería algunos países en donde aplicar la técnica, tales como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Francia, Alemania, Dinamarca y Holanda. Considerando que en algunos de esos lugares ya se han dado ataques de este tipo, el artículo se ha convertido en una especie de manual.

¿Por qué es tan efectivo?

La van utilizada en el ataque de London Bridge el pasado juntio. Fotografía: Policía de Londres/The TelegraphLA VAN UTILIZADA EN EL ATAQUE DE LONDON BRIDGE EL PASADO JUNTIO. FOTOGRAFÍA: POLICÍA DE LONDRES/THE TELEGRAPH

Si bien estamos acostumbrados a que los ataques terroristas se hagan con explosivos o bombas caseras, con muchos países de Europa en alerta debido a varios ataques terroristas previos, se le ha hecho más complicado a grupos extremistas ingresar con materiales peligrosos o que puedan se considerados sospechosos. Así que deben buscar alternativas igual de mortales pero más sencillas.

Y puede ser que la técnica del atropellamiento carezca de efectividad absoluta o eficacia en un 100% al igual que un explosivo, pero sin duda no necesita mucha preparación: en estos días no es difícil encontrar un vehículo automotor. No se necesitan tractores o grandes camiones, con un sedán usado basta, siempre y cuando sea rápido. Conseguir un auto es más fácil que hacer una bomba para los terroristas.

Esta tosca simplicidad hace que sea una táctica favorita para los terroristas porco calificados o que actúan solos sin un equipo organizados y entrenados. Pero al igual que con muchas tácticas terroristas amateur, el efecto es tanto psicológico como físico: envía un mensaje de que los objetos que damos por sentado y que forman parte de nuestra cotidianidad, en cualquier momento se pueden transformar en armas destructivas en un abrir y cerrar de ojos.

Anterior
Las 10 mejores fotos...
Siguiente
Esto fue lo que apr...