1 3000 1 120 http://www.apolorama.com 960 1
site-mobile-logo
site-logo

¿María Félix vs. Dolores del Río?, sí en la Filmoteca de la UNAM

En el marco del ciclo “Cine VS Cine” que propicia el debate y el diálogo a través de la argumentación e intercambio de ideas, se llevará a cabo el encuentro entre las “Divas del Cine Nacional”: María Félix y Dolores del Río, del 22 al 26 de agosto en la sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario.

El duelo incluye la exhibición de algunas de las películas más emblemáticas de estas dos actrices de la época de oro del cine mexicano, además de un conversatorio que se realizará el 22 de agosto a las 17:30 horas, a cargo de dos grandes admiradores de las actrices: David Ramón y Renato Camarillo.

Las películas que se podrán ver son: “La Cucaracha” (1959); “Reportaje” (1949); “Flor de mayo” (1959); “El niño y la niebla” (1953); “La escondida” (1956) y “Estrella de fuego” (1960).

Para conocer a las contendientes, en una esquina, procedente de Durango, presentamos a Dolores del Río, de larga y fructífera carrera en Hollywood, donde vio sus inicios, protagonizando más de 30 películas entre 1925 y 1942, tras casarse joven y rodearse de artistas e intelectuales, gracias a sus viajes por Europa y los Estados Unidos de América.

Es ahí donde recibe la oportunidad de ingresar a la industria cinematográfica de Hollywood a través del director Edwin Carewe en el filme “La muñequita millonaria” (1925), siendo una de las mujeres latinas más sobresalientes de esos años.

Fue parte del proceso de transición de las películas silentes al sonoro. Tras algunos altibajos y no lograr uno de los protagónicos más importantes de su carrera en la cinta “Estambul”, dirigida hasta el momento por Orson Welles y al ser despedido, su sustituto Norman Foster, decidió no contar con Dolores del Río. Por esto y más razones, decide regresar a México. Ya en casa, trabajó principalmente con Roberto Gavaldón y Emilio “El Indio” Fernández.

Recién de su regreso a México, Dolores del Río realiza uno de los personajes más representativos, “María Candelaria” (1944) dirigida por Emilio “El Indio” Fernández, para posteriormente ser “Flor Silvestre” (1953). Con este director rodó seis cintas.

En estos andares, estuvo a punto de ser la nueva “Santa”. Su talento histriónico la llevó a trabajar más allá de las fronteras de México y Estados Unidos, como en Argentina, Italia, Grecia y España. Por esto y más tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y son ya 35 años sin su presencia.

En la esquina contraria, tenemos a “María bonita, María del alma”, directamente desde Sinaloa: María Félix “La doña”. 

Durante su trayectoria protagonizó cintas fundamentales como “Enamorada” (1946) de Emilio Fernández; “Doña Bárbara” (1943) de Fernando de Fuentes.

María y “El Indio”, al igual que con Dolores, tuvieron una fructífera carrera.

“La doña”, por azares del destino, fue descubierta por el Ingeniero Fernando Palacios, quien le propuso incursionar en el cine. Desde su primera aparición en el cine con la película “El Peñón de las Ánimas” (1942), obtiene el papel estelar a la par de

Jorge Negrete, “el Charro cantor”, actor número uno del momento, iniciando así una carrera estelar.

Durante su larga trayectoria cinematográfica participó en alrededor de 47 películas en diferentes países como: Italia, Francia, Argentina y España.

Sólo Emilio “El Indio” Fernández e Ismael Rodríguez fueron capaces de juntar a las dos grandes divas del cine mexicano en un par de películas, dirigidas respectivamente: “Reportaje” (1953), donde comparten créditos con figuras como Pedro Infante, Jorge Negrete, Columba Domínguez y Germán Valdés “Tin-Tan”, por mencionar algunos; y la cinta “La cucaracha” (1959) a lado de Emilio Fernández, Pedro Armendáriz y Antonio Aguilar.

Apolorama

¡HAGAMOS BOOM HASTA LA MOON!

Anterior
Este sábado dos gra...
Siguiente
Presente imperfecto.