,

Efe.

Ilustración por Clau Silva Instagram: @clauslva
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Efe de feo, de fallar o de lo feo que es fallar sin haberlo intentado antes. De haberse quedado en el limbo que separa a estos dos. Ese lugar que guarda la palabra intentar.

 

Efe de fama y el dedo que la señala. De lo pesado que debe ser estar bajo las cámaras y ser juzgado por más de uno que por supuesto, lo hace desde la comodidad de su sillón.

 

Efe, la letra que enmarca el grupo de terror que le tocó a México para el mundial. Efe, de fear, por poner una palabra en inglés que represente lo que algunos sintieron y me haga parecer bilingüe.

 

Llega el sorteo para el mundial, esa válvula de escape para el estrés de muchos, incluido nuestro presidente y resulta que nos toca vernos la cara en el primer partido con el campeón del mundo. Un equipo con un juego extraordinario, preciso y casi, pero casi, artístico. Y que bueno, oye, nos vamos a dar el primer agarrón con el más grande, nada más para ir entrando en calor. Y es que eso no es malo, lo malo es que la selección mexicana tendrá que jugársela contra su propio país, el que unos minutos después de saber contra quién vamos, se sintió derrotado. El que haciendo gala del humor que nos caracteriza empezó a hacer memes que hablaban de nuestra derrota y del patrocinio que tendrá la selección nacional con la vaselina.

 

Bajamos los brazos y con ellos los pantalones. Nos reímos para no llorar o para disfrazar algún deseo que se nos quedo guardado en el clóset. Supongo que hoy la selección no se merece ni el beneficio de la duda, pero con ellos nos vamos todos y esta mentalidad derrotista que nos inyectamos en la sangre. Y así nos va. Con el gobierno, con la familia, con los niños. Con los niños y por eso nos seguirá yendo así por los siglos de los siglos, sin amén. Hasta que no sepas lo que quiere decir la palabra, por lo menos.

 

A final de cuentas en el fútbol podemos ver un reflejo de lo que somos como sociedad, lamentablemente.

Recuerdo cuando hace años, había un cántico para celebrar que nos íbamos al mundial, hoy ya no nos hace gracia, supongo que porque queremos más. Lo malo es que queremos más como parte de la inercia, no de las ganas ni del deseo, sino como parte de la costumbre.

 

No sé si algún mexicano en algún momento se haya preguntado por qué nos va como nos va en el mundial. A mí me da por pensar que es un asunto de miras, tenemos objetivos de poco alcance, siempre intentamos poner el ojo y el deseo en el quinto partido. No más y siempre pensando en menos. Para irnos consolando desde antes.

 

Porque nunca nos hemos atrevido a soñar.

 

Porque cuando sale uno que nos dice “llámenme loco, pero podemos ser campeones” le llamamos loco y nos reímos y lo hacemos trending topic, objetivo de burlas, protagonista de memes. Porque no hemos entendido que es de esos locos a quienes pertenece el mundo. Quienes lo terminan por cambiar y que esa locura está al alcance de todos.

 

Yo soy de los que se presumen realistas, sí, pero también soñadores. Porque se vale y porque a veces incluso, termina siendo necesario. Porque por algo se empieza

 

Efe de fardar, con que podemos ser campeones, pero también de fe.

 

Efe de fuerza.

 

Efe de fregones.

 

Efe de follar, y ahí nadie se queja.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Written by Noe Silva

Publicista. Amante de la discusión. Firme militante del depende. Redactor creativo en La DobleVida. En resumen, creo que el caos es necesario.