1 3000 1 120 http://www.apolorama.com 960 1
site-mobile-logo
site-logo

Ahora resulta que todo es acoso…

Este artículo se lee en 4 minutos

“No cabe duda que la banda cada vez se debilita más con sus tendencias de empoderamiento, especialmente las mujeres. De un tiempo para acá todo es acoso, o sea, uno ya no puede ir por la calle derramando creatividad de albañil, consecuencia de observar un buen “booty” porque #acoso. Tampoco puede deleitarse con una buena figura que apenas y está cubierta porque “no me visto para provocarte porque mi vida no gira en torno a tu pene” y de nuevo #acoso. Uta, y ni se te ocurra hacerles unas caricias levesonas porque hola recursos humanos y adiós trabajo. A decir verdad no puedo imaginarme a donde vamos a parar con esta hiriente y absurda actitud, diría Marco Antonio. ¿Qué? ¿Ahora por dirigirle la palabra a una chica o voltear a verla nos van a encerrar? Que exageración, ni aguantan nada.”

Imagen Vía. diariocorreo.pe

Si bien, esto no es una cita textual escuchada por ahí. Desgraciadamente a más de alguno le parecerá gracioso y no precisamente por la ironía implícita en ella, otros cuantos estarían de acuerdo luego de leerla, mientras que a otros más se les hará más que normal un pensamiento así. Es justo ahí en donde radica el problema. No todo es acoso, lo que pasa es que lo hemos normalizado e infortunadamente se ha salido de control.

Tendencias como #cuentalo en twitter, en donde salen a la luz sucesos deplorables que atentan contra la dignidad de las mujeres (en ocasiones finadas); casos como el de María Trinidad quien fuera violentada y privada de la vida porque #mujer estando de viaje por Costa Rica o estudios que dan a conocer números espeluznantes tal como que en México se cometen siete feminicidios al día son la prueba de este lío que poco a poco está afectando a más personas ¿Qué acaso estos movimientos, datos y sucesos no son lo suficientemente aterradores como para que agarremos la onda?

A pesar de ser un problema a nivel mundial hasta 2016, solamente 125 países (de los 193 que considera la ONU) contaban con leyes sobre el acoso sexual.

Así como #cuentalo, el famoso hashtag que nos muestra historias de lo más desgarrador que pudieras imaginar, intenta generar un poco de empatía. Diversas organizaciones alrededor del mundo están haciendo su labor para contrarestar el perjuicio que han ocasionado estas conductas. Tal es el caso de Fundación Triángulo una ONGD (Organización No Gubernamental para el Desarrollo), la cual desde el 96 trabaja activamente por promover la igualdad e integración de la comunidad LGBT en la sociedad, así como para defensa de los derechos de las mujeres. Treinta segundos “unskippable” en Spotify los llevaron a la conversación mundial debido a la polémica que causaron. Se trata de una campaña en la plataforma de stream, en colaboración con la conocida web de El País: Verne, la cual trata de generar conciencia a través de una serie de frases un poco salvajes salidas de la boca de una guarra acosadora y tienen la finalidad de que estés durante esos segundos en la situación a la que se enfrentan muchas chicas al salir de sus casas a hacer sus actividades cotidianas.

 

Y si ahora resulta que todo es acoso ¡NO LO HAGAS! Abstente de hacer pendejadas, respeta y pon tu granito de arena para contrarrestar esta deplorable situación que cada día atenta contra un gran porcentaje de la población (poco más del cincuenta por ciento, creo). A continuación te dejamos una explicación para que detectes si la estar regando (o no) a la hora de interactuar con alguna mujer.

Ponte en los zapatos de una chica ¿te imaginas no poder expresarte o vestirte como se te de la gana por miedo a represalias? ¿Qué sentirías si con el simple hecho de salir a la calle y tu vida esté en riesgo? Agarremos la onda. ¿O acaso te gustaría que alguno de esos escalofriantes casos fuera de algún ser querido y conocido?

 

Vía, [muhimu.es]

Yered Urbina

404 Not Found | Me gusta descubrir mentes, las letras chidas, los buenos beats y tomar café | Los viernes recopilo memes en @apolorama

Anterior
Aún me duelen los p...
Siguiente
Las 13 cuentas de IG...