1 3000 1 120 http://www.apolorama.com 960 1
site-mobile-logo
site-logo

Abra aquí.

Este artículo se lee en 2 minutos

Huele a nuevo y no soy yo. Evidentemente.

Huele a nuevo. A esa sensación de estreno, de premier. De cuando haces las cosas por primera vez. Sí, como perder la virginidad.

Huele a nuevo. Y no sólo hablamos de estrenar lo que acaba de llegar gracias a la cartera. Que lo nuevo también surge cuando se trata de renovar. Que nuevo también es encontrarse con lo que ya había, sí pero tiempo después. Cuando lo habías olvidado, cuando no recordabas que podía estar.

 

Los sentimientos también se estrenan y con ellos te estrenas tú. Puede ser otra vez, pero nunca igual.

 

Estrenas esa sensación que tenías olvidada en el fondo del cajón y que con el paso del tiempo hoy ya no te queda igual. A lo mejor es que has crecido y te queda más justa. Igual bajaste de peso y aprendiste a usarla holgada, pero el punto es que la vuelves a estrenar y esta vez ya no es igual.

Y así con todo. Así con todos.

Porque también somos personas nuevas en la vida de alguien más. Porque también ellos, llegan para estrenarse con nosotros. Incluidos fantasmas del pasado que les dio por volverse a pintar de colores. Aparecerse con sonrisa de siempre, dejando el pasado atrás. En el polvo que se acaban de quitar. Ahora son nuevos fantasmas. Despedidas atroces que se convirtieron en una nueva posibilidad. Eso sí, con olor a nuevo.

¿Por qué no vuelves y estrenamos nuevos recuerdos?

Todos somos nuevos en algo, somos nuevos refugiados. Nos mudamos de país, pero también de estado emocional. Por evitar el conflicto. Por no salir más lastimados. Por dejar de estar ahí para empezar a vivir acá, más pegado a mí. Un poco menos a los demás.

 

Todos somos nuevos cuando decidimos despertar. Empezar. Volver a empezar.

 

Nuevo no es lo recién desempacado. El regalo de moda, el regalo de novedad –dirían los vagoneros- nuevo, es lo que te vuelve a emocionar. Lo que te vuelve a llenar esos vacíos que no supiste llenar con nada más.

 

Y si no eres nuevo en algo, no sé si lo estés haciendo mal, pero seguramente no lo estás haciendo bien. Es hora de renovar. De estrenarse en otros lados. En otros pensamientos.

 

Nuevo. Una de las palabras favoritas en el sector publicitario. Por eso tantos hablan de la emoción de estrenar.

 

Justo como lo estoy haciendo yo.

 

Como slogan publicitario, sí. Pero también como bandera vital.

Noe Silva

Publicista. Amante de la discusión. Firme militante del depende. Redactor creativo en ( anónimo ). En resumen, creo que el caos es necesario.

Anterior
Ella hace esculturas...
Siguiente
He aquí los sesenta...