Mantén los ojos en la bola, hijo...

No cabe duda que la inocencia de un niño no tiene límites pues, la información que han recopilado no los dota de conocimientos que los ayuden a determinar si el diálogo es literal o figurativo, es por esto que al hablar con uno debemos ser muy cuidadosos con lo que decimos, ya que podríamos llegar a tener un problema de comunicación con la pequeña mentecilla en desarrollo con la que intentamos interactuar.

A continuación podrás ver algunos casos en los que los pequeñines siguieron las instrucciones al pie de la letra y bueeeno… los resultados te sacarán más de una sonrisa.

“Escribe las siguientes palabras en orden alfabético”

“Mantén tus ojos en la bola, hijo”

“Trae un pescado a la escuela”

Hijo, ¿podrías darle de comer al gato?

Mi hija me dijo que le había servido demasiadas uvas, entonces le dije que se comiera solo la mitad

“No puedes salir”

Hijo, deberías salir a jugar

Estaba con mi hijo en el museo y le dije que tratara de comprender lo que el artista trataba de comunicar con su obra, dos minutos después…

“Nombra los cuadriláteros”


– Oye, ¿podrías ponerle una jarra de agua al tazón de bestia?
– Claro mami

Muestra tu razonamiento

Le pedí a mi hijo que usara los palillos en el restaurante japonés.

Le dije a mi hijo de 5 años que podía ver la televisión si se comía la mitad de su hot dog…

La primera vez que mi hermana usó desodorante, midió el espacio entre su axila y el aerosol porque “debe estar alejado 15 cm”

Dibuja como lucirás en cien años

Esto fue lo que pasó después de decirle a mi hija que no podía quitar la ropa de los ganchos.

¿Puedes dibujar un hongo mágico?

Le dije a mi hijo que podría brincar si lograba inflarlo.

Comparte con tu amigo que no entiende el sarcasmo e intenta sacarle una sonrisa.

Vía. [Bored Panda]

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios