Hace poco en un evento pregunté: ¿Qué pasaría si una especie de “Siri” reemplazara a todo un call center y el servicio a cliente online en redes sociales de una empresa de servicio?

Pues aquí está la respuesta Fukoku Mutual Life Insurance, ha reemplazado a 34 personas que tenían el rol de comprender los certificados médicos, las estancias en el hospital, los procedimientos quirúrgicos y la historia médica y pagar las pólizas. Esto ha repercutido en el incremento del 30% de la productividad del área.

Con este rendimiento, el sistema Watson que IBM ha desarrollado en Inteligencia Artificial, estará reemplazando más personas progresivamente en esa empresa.  Según the Guardian, el retorno de inversión se verá reflejado en 2 años ya que sistemáticamente habrán eliminado el nivel de error que los humanos tenemos al meter nuestro criterio en un tema evaluativo y que compromete el presupuesto de la empresa. ¿Triste, verdad?

¿La singularidad está cerca? Pero…¿qué tan cerca? Este miedo generalizado que va a generar la pérdida de empleos versus el futuro de la alta eficiencia hará que los panoramas económicos cambien pronto.

Fukoku Mutual al anunciar sus cambios, guió para que  Dai-Ichi Life Insurance, también lo hiciera. Empezando una tendencia al respecto.

Ahora… ¿Por qué Japón?

Mientras que la población del país del “Sol naciente” está cercana a los 127 millones de personas, la ONU ha pronosticado que se encogerá a 83 millones por el 2100 y 35% de la población tendrá más de 65 años.

Los japoneses han incrementado su tecnología en automatización y el uso de IA en sus procesos laborales debido al potencialmente imparable encogimiento de la población. Incluso también se han esforzado en desarrollar mejor tecnología en robots para el cuidado de la gente mayor.

La mayoría de los más países no tienen este problema. Incluso, muchos seguirán incrementado sus poblaciones.

Así que… si te estás preguntando ¿Seré reemplazado por un robot? Un reporte de McKinsey hizo una investigación profunda de qué tan reemplazables vamos a hacer y dice:

“Definitivamente la automatización eliminará muchas de las ocupaciones por completo en la siguiente década. Esto afectará a todos los niveles laborales en pequeña o gran escala, dependiendo del tipo de rol. La automatización que actualmente tenemos en los sectores manufactureros en labores de rutina tiene el potencial de ir más allá y transformar sectores como la salud y las finanzas que involucran una gama amplia de conocimiento y experiencia humana”.

 

El Nomura Research Institute ha predicho que en Japón para el año 2035, cerca de la mitad de los empleos serán realizados por robots con IA. También se dice que el 47 % de los empleos en Estados Unidos y el 35% en el Reino Unido correrán con la misma suerte. Aunque no es un pronóstico totalmente acertado, es un cálculo hipotético que puede acercarse a una tendencia que está pasando.

En México y Latinoamérica veo complicada esta situación por los rezagos en las infraestructuras locales tanto urbanas como rurales. Pero sí en los sectores donde las actividades rutinarias y roles con poca complejidad laboral como Call Centers, agencias de publicidad, recepcionistas, trámites burocráticos, las mismas aseguradoras. Por otro lado, creo que más que reemplazo, en nuestra realidad latinoamericana tener robots aliados con IA y que hagan labores conceptuales y rutinarias sin involucrar juicios y decisiones, harían mucho más sencillas nuestras vidas. No nos queda más que replantear nuestras áreas de oportunidad en un futuro no muy lejano.

No creo que a Don Slim no le haya pasado por la mente reemplazar sus centros de atención al cliente de sus múltiples empresas por un cerebro de inteligencia artificial y aminorar sus costos.

Qué emoción será ver la Cuarta Revolución Industrial, ¿verdad? (Sic)

vía BigThink

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios