Hay veces que lo único que necesitamos para desconectarnos un poco de la ajetreada rutina, es ese momento mágico que sólo una caminata bajo el majestuoso atardecer nos puede proporcionar y el fotógrafo siciliano David Carovana nos muestra en sus trabajos un ángulo muy peculiar de éste momento.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios