Producto de la viralidad de un meme, Tombili, el gato amado por la ciudadanía de Estambul saltó a la fama a nivel mundial después de ser captado en una pose de completa sensatez en la que asimila estar meditando acerca de el acontecer diario.

Al parecer éste amiguito felino se había convertido en la mascota de la ciudad, recordando a los transeúntes que las cosas deben llevarse con calma. Por desgracia Tombili cayó enfermo unos meses atrás y murió el 1 de Agosto.

Para honrar su memoria, los habitantes hicieron una petición para poder erguir una estatua que les recordara la esencia de aquella mascota emblemática de la ciudad y con 17,000 firmas de apoyo, la petición fue aprobada para construir el monumento que hoy se reveló al público.

Sin duda todos deberíamos tener un momento al estilo Tombili por lo menos una vez al día, ¿no?

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios