De un tiempo para acá, algunos artistas han tomado la masa como base para sus creaciones, dando como resultado diversos tipos de esculturas realmente impresionantes y además comestibles.

Laura Loukaides, es una pastelera autodidacta que hace esculturas hiperrealistas en forma de diversos alimentos como pizzas, tortas, pasta y hasta un bote de piezas de pollo Kentucky.

Los pasteles lucen geniales aunque posiblemente causen un conflicto interior al antojarnos una suculenta pizza con el queso derramándose que es en realidad un pastel de tres leches, da click aquí para seguir a Laura en instagram.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios