Los viajes al espacio, esas aventuras que, para la mayor parte de nosotros, no son sino historias dignas de llevarse al cine y de encontrarse en los cuentos de ciencia ficción, han comenzado a evolucionar, permitiendo que nos encontremos ahora con notas en las que se habla de posibles viajes “turísticos” al espacio y empresarios famosos cumpliendo su sueño de ir a pasearse por Marte.

Primero, Jeff Bezos, el hombre que transformó la forma en que compramos tiene un nuevo proyecto: los viajes al espacio; y no sé ustedes, pero yo le tengo fe; si logró cambiar la forma en que el mundo consumía y, en general, la experiencia de las compras en línea, lo creo capaz de transformar también la forma en que vacacionamos y nos relacionamos con el espacio exterior.

Blue Origin es el nombre de la empresa que este hombre, fundador de Amazon, creó hace 16 años para comenzar a trabajar en éste impresionante proyecto. Ubicada en Kent, Washington, esta compañía se ha concentrado en la creación de tecnologías que permitan que los seres humanos tengamos acceso al espacio exterior, reduciendo los costos y aumentando la fiabilidad de dichos viajes.

Aún no se sabe mucho acerca de los viajes que tienen planeados en Blue Origin, tan solo que no serán visitas al espacio con aterrizajes en otros planetas (por ahora), sino más bien viajes en una nave espacial con una ventana casi de cuerpo entero que permitirá a los paseantes admirar la majestuosidad del universo desde la comodidad de su… ¿asiento? Algo así como un turibús espacial en el cual, quienes deseen viajar, irán acompañados por un montón de expertos encargados de asegurar que vayan y regresen enteritos.

blue_origin

Por otro lado, en este mismo tema de los viajes al espacio, tenemos a Elon Musk, cofundador de Tesla y otro gran entusiasta de la conquista del universo. Él también fundó ya una empresa que busca llevarnos a todos, no sólo a vacacionar a Marte, sino a habitar por completo en ese planeta: Space X (Space Exploration Technologies Corp).

En el 2011 Musk dijo que esperaba comenzar a enviar humanos a Marte en un plazo de entre 10 y 20 años. Hoy, a 5 años de aquella afirmación, Space X cuenta ya con avances tecnológicos importantes, además de estar trabajando ya en mandar su primera nave con un envío especial a Marte en el 2018, lo que nos lleva a imaginar que van a cumplir con su objetivo.

Al leer varias de las notas que cuentan los avances de estos dos empresarios aventureros, no pude sino sentir que los cuentos de Ray Bradbury estaban dejando de ser ficción para volverse parte de la sección de noticias de nuestros periódicos. Las preguntas son cada vez más: ¿cuánto tardaría el viaje? ¿cuánto va a costar? ¿cómo le hago para que me consideren para eso de la “Colonización de Marte”?, etc. Yo me divierto imaginando: ¿cuánto faltará para que aparezca alguna nota en los periódicos sobre un millonario que entregó el anillo de compromiso a su novia en uno de estos viajes por el espacio? ¿será que las siguientes generaciones tendrán su “selfie en Marte”? ¿la humanidad estará lista para comenzar a colonizar otros planetas cuando no podemos ponernos de acuerdo ni en el nuestro?

En fin, sin importar las respuestas, me emociona la posibilidad de que todo esto de poder viajar al espacio se vuelva una realidad. 

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios