Era imposible dejar de bailar en el Centro de Exposiciones Tlatelolco el pasado 30 de Julio durante el marco del Festival Gozadera. Ya que si no había una banda tocando en alguno de los dos escenarios había cumbia, chicha y demás géneros tropicales sonando por todo el recinto mientras se conectaba alguna banda.

Esta fiesta de electro-cumbia empezó a las cinco de la tarde del día sábado 30 de julio. Hacía dos años que no se hacía el Festival Gozadera y para ésta ocasión querían volver en grande. Y vaya que sí lo hicieron.

Inició tocando La Furia Con Lujuria Sonidera en el escenario Jungle, el cual estaba decorado en la tarima y a sus alrededores con hojas y muchas plantas para que nos sintiéramos en una verdadera selva. En el escenario Beach, adornado con tablas de surf y en la pista de baile se había puesto arena para hacernos sentir en una verdadera playa, sonaba CTMX poniendo algo de cumbia en su tornamesas.

La Furia Con Lujuria Sonidera dio una presentación llena de energía y que recordaba mucho a esas presentaciones de sonideros que se hacen en medio de la calle por un sábado por la noche. Sotomayor le continuó el baile a La Furia Con Lujuria Sonidera. Y es que estos dos hermanos, Paulina y Raúl Sotomayor, han demostrado que pueden hacer bailar a los más chicos y los más grandes.

A la par de Sotomayor, sonaba en el escenario Beach Reptilian Commander + Mc Mamba. Dueto argentino que puso a “twerkear” a más de uno con sus beats tropicales.

Para las siete de la noche cada vez llegaba más gente y la temperatura subía hasta hacernos sentir en una verdadera selva o playa tropical. Sonido Satanás llegó a demostrar que el escenario Jungle era de ellos y de nadie más. Una presentación llena de energía, saltos, muchas groserías, una actitud de unos verdaderos sonideros y hasta Sotomayor de invitados para un cover, un poco diferente y peculiar, a “Morenita”, canción original de Sotomayor.

Astros de Mendoza llegó a continuar la fiesta que ya había comenzado Sonido Satanás y se entregó a su público bajando del escenario a bailar con ellos y regalando playeras y discos.

Luego llegó el turno de Faauna en el escenario Jungle, dejando casi vacío el escenario Beach. Y cómo no si este trio argentino, acompañado por una bailarina, puso a bailar a todos con su cumbia con tintes de música electrónica.

La gente estaba más que ansiosa por escuchar a Sonido Gallo Negro pero hubo un retraso de casi una hora que sólo provoco más ansias y emoción por ver a este grupo de cumbia psicodélica. Cuando por fin salieron la gente estalló. La gente brincaba y sacudía las caderas como si al dejar de hacer esto pudieran morir. El público los aclamaba como a ningún otro acto. Incluso en cierta parte de su presentación se armó un pequeño slam, imaginen un slam con cumbia de fondo: brutal.

Después de la presentación de Sonido Gallo Negro gran parte de la gente que estuvo a punto de llenar el Centro de Exposiciones Tlatelolco se retiró. Y se quedó con al menos unas 150 personas.

Para cerrar con broche de oro le llegó el turno a La Agrupación Cariño. Salieron al escenario a las dos de la mañana, una hora después de lo programado, con un pequeño público, pero muy fiel. Se podía observar mujeres en sus 20-30 años brincando y cantando a todo pulmón; y a una señora, seguramente mayor a sus 60 años, también cantando todas sus canciones sin ningún error. Y es que eso es lo maravilloso de la música: puede ser universal. Y a pesar de que muchos géneros lo han intentado, como el rock, sólo la cumbia ha logrado poner a bailar y cantar a gente de todos los estratos sociales; desde La Roma, hasta Santa Martha Acatitla, Iztapalapa. Y eso es una lección no sólo para los melómanos, sino que para todos. Porque en momentos difíciles como estos, eso es lo que necesitamos: unión.

 

Escribe:

Eduardo Lara
Eduardo Lara es un joven fan de la música ruidosa que empezó a escribir de música a sus quince años al investigar sobre el álbum debut de la banda británica Kasabian. Le interesa descubrir el significado de las letras de una canción o el de un álbum. Le gusta ver como la música le afecta a la sociedad y cómo la cambia. Admira a movimientos como el Punk, el Gangsta Rap, Madchester, entre otros.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios