Contrario a lo que nuestros vecinos del norte creen, el Mezcal no es sólo una bebida “parecida al tequila”, es uno de los destilados con más historia de México. De acuerdo a los usos, costumbres y tipo de agave, se pueden lograr mezcales de muy alta calidad con características únicas e irrepetibles.

Mezcal 3

Básicamente existen 4 tipos, que son:

-Blanco.

-Reposado.

-Añejo.

-Abocados.

El primero (el blanco) es el que encontramos en prácticamente todos lados, también conocido como Joven y es de color transparente o ligeramente amarillo, en él encontramos las características básicas de los mezcales (ahumado, agave cocido, caramelo, chile, anís, etc.).

El reposado es aquel que pasa por barrica de 2 meses a 1 año, y tiene notas dulces como vainilla, maderas, miel, caramelo.

El añejo es también dejado en barricas por un periodo mínimo de 1 año hasta 2 años, aquí los matices son un mezcal de color caramelo, con notas como maple, madera, un ahumado ligero.

Por último los abocados, en donde en alguna parte del proceso (principalmente la destilación) le agregan frutas, nueces u otros ingredientes típicos de la región; el más conocido es el de Pechuga que lleva 3 destilaciones y en la tercera agrega una mezcla de frutas además de una pechuga de gallina o guajolote (:o) esto le aportará características muy especiales.

Mezcal 2

Existen 8 estados que cuentan con Denominación de Origen: Oaxaca, Guerrero, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Guanajuato, Michoacán y Tamaulipas, pero de acuerdo a diversas investigaciones, el vino mezcal (como originalmente se llamaba) era producido en la mayor parte del territorio nacional donde crecieran agaves.

Mezcal 1

¿Qué onda con el gusanito en la botella?

Para algunos maestros mezcaleros el gusano no es más que un producto de la mercadotecnia para vender más, pero otros afirman que sí le da un sabor y olor distintivo al mezcal que lo contiene. El gusanito nace, crece y vive en las plantas de agave, y se alimenta de la misma planta por lo que no contiene ningún elemento químico nocivo para la salud. Además de agregarlo a las botellas de mezcal, se utiliza para hacer sal, que se suele esparcir sobre las naranjas que los bares del D.F. se empeñan tanto en racionar. 

Les recomiendo no siempre pedir mezcal de Oaxaca, vivan la vida y prueben otros orígenes, destilados y tipos de agave. También les recomiendo que me inviten, salud.

Un agradecimiento a GordosProfesionales y Eduardo Mestre por la información.

Escribe:

Xanic Z.
Soy una Gorda Profesional que sabe un poquito de muchas cosas. Léame bajo su propio riesgo.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios