Me llaman nuevamente desde tu manipulación, me llaman para hacer reclamos y juzgar cosas de las que huyeron y ahora se quieren hacer presentes desde la distancia, esas voces de las buenas costumbres las detesto, esas cocinas bien pulidas, autos bien lavados, conversaciones súper intelectualizadas me revuelven el estomago, prefiero dormir con la compañía de mis perros que roncan a la mitad de la noche, prefiero no escuchar esos consejos de la sociedad normalizada, a mí me gustan los culos desfachatados, desahogados, las lenguas sudorosas, yo no niego mi tentación por los placeres, pero después es insoportable la conversación y solo quieres que desaparezcan, que dejen de existir y se hundan en sus oficios de fotografías infantiles, de escuelas primarias, de mediocridades encubiertas de deportes extremos, mejor mátate y deja de perturbar a los demás con tus venturas mediocres.

www.brunobresani.com

 

Bruno Bresani

Escribe:

Bruno Bresani

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios