Después de platicar con Mariel Calderón y Mariana Valandrano, dos de las personas que integran el equipo de CM, aquí van mis reflexiones sobre la maqueta de 4.3m que se podrá ver en el Palacio Postal del 21 al 25 de octubre, una atenta invitación a visitar esta propuesta en el marco del AMD.

Decía Paul Valéry que en la ciudad hay edificios mudos, otros que hablan y unos más que cantan. Siguiendo esa lógica Tlatelolco podría pensarse como una canción de verdades históricas. Ahí, en el centro de uno de esos edificios que cantan aparece Central de Maquetas, vecino, testigo e intérprete que se dirige al público y cuya evidencia es Tlatelolco 1:500. La maqueta y los modelos que se presentarán buscan la participación interdisciplinaria, una primera invitación para abordar de manera reflexiva los movimientos sociales urbanos, así como el efecto del proceso autónomo a partir de la observación de todas sus partes.

Central de Maquetas erige su propia historia desde hace 50 años en el edificio 5 de febrero de la Unidad Habitacional de Tlatelolco, uno de los puntos centrales en los que se vive la autogestión vecinal como una acción de política participativa. Desde aquí ha sido testigo y parte de las dinámicas urbanas que construyen la identidad comunitaria, cercano a los habitantes y parte del entorno ha sido escucha de historias y experiencias que despertaron en los integrantes del equipo el interés en crear un espacio de reflexión sobre las necesidades, vivencias y propuestas a partir de la propia voz de sus residentes.

Es así como nace Tlatelolco 1:500, bajo un proceso de investigación que consistió en el mapeo de la traza urbana y la identificación de los edificios representativos, tanto los que pertenecen al conjunto habitacional como los que se han ido añadiendo con el paso del tiempo. Se trabajó con el apoyo de mapas satelitales, así como visitas en sitio para comenzar el proceso de los modelos a escala, trabajados en impresión en 3d y corte láser. Los camellones, calles, espacios públicos y habitacionales son una fiel representación del trabajo colaborativo y la intervención de diversas disciplinas que fueron parte fundamental del armado y producto final.

Tlatelolco 1:500 es el primero de una serie de estudios interdisciplinarios por parte de CM que hagan evidentes los efectos de la arquitectura y las posibilidades de transformar productos arquitectónicos mudos en testigos materiales activos. La maqueta a modo de evidencia pública en el doble sentido de hacer visible y compartido un conocimiento que sirva como aporte a la solución de problemáticas internas, históricas y políticas de espacios plagados de cargas sociales vulnerables, con el objetivo de ser interrogada en foros públicos.

En sintonía con lo que el arquitecto Eyal Weizman describe como ser un detective desde la arquitectura, CM pretende emplear nuevos modos de visualización técnica para generar conocimiento complejo. El espacio representado y observado en su totalidad con la intención de volverse un catalizador de pensamiento y propuestas, o simplemente de una interacción consciente del espacio que sea útil para sus habitantes.

Podrás visitar Tlatelolco 1:500 del 21 al 25 de octubre en el Palacio Postal, Tacuba 1, Cuauhtémoc, Centro, 06000 Ciudad de México, D.F.

Foto: Pablo Martínez Zárate

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios