Conciertos y festivales, la dosis de energía que necesitas.

Este post es para todos aquellos que siguen dudando acerca de ‘gastar’ una parte de su quincena en un concierto o festival musical al que se mueren por ir. Mi consejo para ustedes es: ¡VAYAN, no se van a arrepentir!

tumblr_nvha50not31r8a1kho1_500

Llevo años invirtiendo parte de mis ingresos en conciertos o festivales de música y no me queda duda de que ha sido una gran manera de gastar mi dinero. La música en vivo tiene una energía especial y las experiencias que acompañan la asistencia a un festival, son de esas que uno atesora para contarle a los nietos (o a los sobrinos, o a los amigos, a quien sea). 

tumblr_nwenhoRIVe1u8ohfqo1_500

Gastar para asistir a conciertos o festivales es sinónimo de invertir en experiencias. En un concierto no solo estarás escuchando a tu banda favorita en vivo, también tendrás la oportunidad de -con algo de suerte- escuchar una versión especial de alguna de sus canciones, o quizás podrías ver al vocalista de la banda hacer un paso de baile que valga la pena imitar, o podrás escuchar y cantar esa canción que llevaban años sin tocar en vivo. Además, para todos aquellos que tenemos la fortuna de ser habitantes de la Ciudad de México, asistir a un concierto casi siempre es una descarga de energía, una experiencia colectiva intensa, pocas veces verás a tanta gente bailando y cantando al mismo tiempo (si si, aunque algunos ‘washawasheen’) como lo podrás hacer si asistes a un concierto al Foro Sol o al Estadio Azteca y -por si esto fuera poco- esas sesiones de dos horas de baile y música, pueden ser equivalentes a una salida a correr o un día de gimnasio.

tumblr_nvgr7kyfGP1r9771lo1_500

En el caso de los festivales, al ser tantas bandas las que se presentan y tantas las personas que asisten, el boleto de entrada, además de un montón de presentaciones en vivo, te incluye: la posibilidad de escuchar a dos o más de esas bandas hacer colaboraciones, una buena sesión de caminata entre un escenario y otro y la oportunidad de descubrir nuevas bandas (esas que están en el cartel y que no conoces).

En ambos casos, ir acompañado es una gran opción. Si estás saliendo con alguien o quieres poner a prueba a un grupo de amigos, ve con ellos a un festival, la logística para la selección de las bandas que van a ver, las pausas para comer, las visitas al baño y la convivencia durante varios días en condiciones de estrés seguro te ayudarán a averiguar si esas relaciones son lo suficientemente fuertes. Porque no cualquiera se sale a la mitad de Disclosure para que puedas ver a los Foo Fighters por primera vez en tu vida y tampoco cualquiera está dispuesto a pasar 12 horas bajo el sol con tal de que puedas ver a The Weeknd de cerquita.

¿Ya los convencí? Si aún no lo hago piensen que es mejor ver a sus artistas favoritos ahora que cuando ya no tengan voz y ya no puedan dar saltos en el escenario.

Sin más, les dejo una lista con la música que escuché en el último festival al que fui, el Austin City Limits:

 

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios