Tal parece que la oferta de productos libres de origen animal crece a la misma velocidad que los detractores del movimiento. A diario me encuentro artículos que confrontan al veganismo, pero lejos de buscar hacer una apología sobre el mismo, sólo quiero dar algunas ideas para las personas interesadas en llevar una dieta más sana ahora que la OMS –por fin– le ha dicho adiós al tocino, o simplemente contribuir a responder preguntas frecuentes, porque aunque se pueda vivir de ensalada siempre es bueno entrarle gustoso a la variedad con algunos datos sobre qué y dónde comprar.

 

De orgánico poco

 
He consultado tiendas en línea o establecimientos que ofrecen los mejores productos pero sus precios resultan realmente absurdos para abastecer el consumo diario. Así que he buscado algunos tips para lavar las frutas y verduras de manera que las cáscaras pierdan el mayor contenido de pesticidas. Pues sí, al menos de la superficie.

 
Aquí un link sobre cómo hacerlo http://mejorconsalud.com/como-limpiar-las-frutas-y-los-vegetales-de-pesticidas-y-bacterias/

 
Una vez descartada la ingesta diaria de productos orgánicos, opté por comprar la verdura y fruta en el mercado, lo ideal sería ir siempre a la Central de Abastos donde podrás encontrar absolutamente todo lo que desees y siempre más fresco. Pero para los que vivan en otros confines de la ciudad como yo, los mercados y recauderías serán una alternativa más cercana e igual de segura. Siempre he sentido esa horrible sensación cuando entro a uno de esos grandes supermercados y veo la fruta y la verdura perfectamente brillante ¿cuántos conservadores deben tener?

 
Ahora que vivo sola y toca cocinar, me ha resultado muy práctico comprar toda la verdura y fruta que veo, una vez que la tienes en casa abundan páginas con recetas de cocina vegana y vegetariana que van desde platillos realmente sencillos a menús más elaborados, pero bendito sea el internet, te aseguro que no habrá necesidad de repetir menú ¡nunca!

 
Les dejo algunas páginas de consulta y es importante tener en cuenta que entre las verduras con mayor contenido proteico se encuentra el brócoli, las espinacas, la coliflor, los champiñones, el pimiento, las acelgas y los jitomates. Entre mis recetas favoritas está la tinga de zanahoria, las pizzas de berenjena, los chiles rellenos de flor de calabaza y podría decir muchas otras pero más vale que le eches ojo a lo siguiente:

 
http://recetasveganas.net/
http://www.vegetarianismo.net/recetas/
http://www.dimensionvegana.com/todas-las-recetas-veganas/
http://www.canalcocinavegana.com/

 
También en pinterest hay excelentes ideas, sobretodo de postres.

 
Del super-comercial

 
Particularmente soy fanática de la leche de arroz orgánica y no podría vivir sin mi deliciosa mayonesa-aderezo – manjar vegano– Just Mayo. Puedes encontrar cualquiera de estos productos y algunos otros en Cotsco, donde si le buscas bien podrás complementar un buen super para hacer veganas todas las recetas que encuentres. Y bueno el arroz, los frijoles y las pastas que no pueden faltar, y como lo ideal sería ser partícipe de toda su preparación, lo cierto es que al menos en mi caso, pocas veces tengo tanto tiempo para cocinar y las veces que lo he intentado no me ha quedado tan bien, así que generalmente compro cajas de arroz integral o blanco precocido, sólo revisa el proceso en las etiquetas.

 
De soya y algunos otros gustos

 
Aunque prefiero limitar el consumo de soya y gluten a una vez por semana, en tiendas como Super Soya o Xochipilli, podrás abastecer tu refri y alacena de productos preelaborados a base de trigo como milanesas, albóndigas, carne al pastor, cochinita y algunas otras variedades. También podrás encontrar tofú, aceite de coco, tés, queso de almendras, salchichas, jamón, pan, galletas y más tipos de leches, entre muchas otras cosas. Otra de las ventajas es que ahí puedes encontrar productos para el hogar que no han sido probados en animales.

 
Lo que no puede faltar

 
Para tener una dieta realmente balanceada es fundamental la ingesta de frutos secos. Siempre ten en casa almendras, arándanos, nueces, piñones, pistaches, cacahuates y demás que encuentres, a mí me encantan las nueces de la india. Es recomendable su consumo diario pero moderado. Son productos ricos en grasas, proteínas, fibras y en minerales como hierro, magnesio, potasio, fósforo, calcio y zinc. El aporte de vitaminas del grupo B y E que proveen son excelentes.

 
Para el antojo y el fin de semana

 
Yo no tomé como sacrilegio cuando PETA dio la noticia ¡las oreo son veganas! Claro que fue por casualidad y claro que es un alimento sumamente procesado y bla, bla, bla con el azúcar, pero las amo y pues ¡bravo!

 
Fuera de eso, como comentaba al inicio de esta mini guía, aunque la popularidad de establecimientos con alternativas veganas y vegetarianas va en auge, no todos son buenas opciones. Aquí dejo una lista de mis favoritos por combinar dos cosas fundamentales: sabor y precio.

 
Pan Comido, Volver. Co, Gold Taco, Los antojos del Alma y Falafelito.

 
Para los que somos gordos de corazón, claro que no podían faltar dos de mis #1 y de los cuales agradezco infinitamente su existencia:

 
Por siempre vegana taquería y Gatortas ¿quién dijo que un puesto de la calle no podía ser vegano, deliciosamente grasoso e increíblemente rico?

 
También es importante saber que un estilo de vida vegana involucra no consumir nada que haya sido probado en animales, para productos del hogar Vegattos es una excelente opción, también para higiene personal.

 
Ya por último, cuando vayas a comer con algunos amigos, familiares o quien quiera que sea tu acompañante, puedes ir a cualquier restaurante, llevo once años siendo vegetariana, seis años siendo vegana y jamás me he quedado sin comer en ningún lugar. Que nunca te dé pena, por más loco que parezca, decir ‘sin queso’ o preguntar si lo hacen con mantequilla o preguntarle si en lugar de pollo o cualquier alimento de origen animal le pueden poner frijoles, arroz, etc. Soy de la idea de que mientras haya aguacate hay vida.

 
Dicho lo anterior a entrarle con gusto que alternativas hay y sólo es cuestión de probar para descartar la idea del conejo comiendo lechuga. La decisión es personal y siempre diré que una de las bases fundamentales del veganismo es el respeto, y eso involucra a los seres humanos, respeto ante el estilo de vida que cada persona, una vez informado, elija.

 
¡Buen provecho!

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios