En estos días hay al menos tres temas que hacen tambalear a México: La fuga del Chapo Guzmán, la amenaza de quiebra del IMSS e ISSSTE, y la alza del precio del dólar (para no variar). Sin embargo lo más importante está siendo que Paty Navidad “haya tirado la toalla”, la conferencia de prensa donde Jesucristo (Marco Antonio Solís) recibe a Joan Sebastian en el cielo, el nuevo corte de pelo de Memo Ochoa y el hecho de que “se haya pelado igual que el Chapo”… ¿qué más?

Sí, reírse está muy bien; reírse de la desgracia propia incluso ayuda a salir adelante, pero el detalle es que México sigue en el hoyo y cavando uno cada vez más profundo.

Más allá de la risa por estos memes, ¿te estás enterando en realidad del tema del que te estás riendo? Si tu respuesta es algo como “ajá, pues más o menos”, “ay, equis… de todos modos ni que vaya a cambiar algo”, o simplemente levantas los hombros en señal de indiferencia… entonces, ¿de qué te ríes?

¿Sabes qué hace específicamente Peña Nieto en Francia? Va buscando hacerse “amigo” de Francia y esperando que se firmen varios acuerdos económicos, académicos y un montón de bla-bla-bla.

¿Sabes cuáles son los cargos que se le imputan al Chapo Guzmán? Sí, el señor tiene carita de Mario Bros. y se escapó por un túnel pero te aseguro que si revisas su currículum criminal (por decirlo de algún modo ilustrativo) ya no se te haría un personaje tan gracioso y divertido. Vaya, ¿se te haría gracioso y divertido que alguien de tu familia cayera en las redes del narcotráfico, por ejemplo?

¿Sabes o te imaginas lo que implica que un país esté dispuesto a pagar 60 millones de pesos (3.75 millones de dólares) por información que le ayude a recapturar al Chapo? Básicamente es como decir “no somos capaces de dar seguimiento a una investigación y le pagamos a quien nos ayude”, lo cuál es muy parecido a cuando en la escuela le pagas a alguien porque te haga la tarea porque el día que la explicaron tú decidiste no poner atención.

Ahora… ¿sabes lo que significa pagar 60 millones de pesos (3.75 MDD) por información cuando el sector salud del país está en riesgo de quebrar (si no es que ya quebró y no encuentran cómo darlo a conocer en medio de tanto problema)? Esto significa que millones de pensionados pueden quedarse en la calle, y encima enfermos… ah, y también que a ti la atención médica te va a salir en un ojo de la cara, y hasta torcerte el tobillo te va a costar un dineral.

¿Ya te se te está quitando la risa o aún no?

Pese a todas estas horribles verdades, y otras tantas que están debajo de las ya mencionadas, yo veo que todo mundo está demasiado ocupado con memes donde sigue siendo más importante cómo tienes los dedos para saber qué tan buen amante eres, el nuevo corte de pelo de Memo Ochoa; el concierto de Jeans; que Paulina Rubio haya salido en tachas en una entrevista; la eterna discusión sobre si la quesadilla es con queso o no… Nadie está hablando sobre lo que realmente importa y eventualmente va a tener repercusiones, pero lo más grave es que no solo no se habla de los temas importantes sino que hacemos que sean motivo de risa.

Todos, en serio todos, somos muy felices cuando recibimos notificaciones de Likes y comentarios que dicen lo graciosos que somos por nuestro ingenio o que incluyen frases como “ay, amiga… eres súper ocurrente”, pero el día que explote México en llamas (que no se ve como una posibilidad muy lejana) nadie va a vivir de Likes y comentarios sobre nuestro ingenio. Eso se los prometo.

Pero claro, tampoco nos vamos a sorprender; vivimos en una sociedad completamente desmotivada y desmoralizada, que pasa de una casa en la que no disfruta estar, a un trabajo que le frustra, en donde sale a comer cualquier cosa que no le nutre y que le hace distraerse un rato de su fastidio pero que luego le causa “mal del puerco” y hueva, misma con la que sale arrastrando los pies para llegar a su casa a ver su pareja que con la misma actitud de hueva lo mejor que le puede ofrecer es un pleito para que el día tenga algún momento interesante, y luego a dormir para que al otro día se repita el mismo círculo vicioso. Y luego ahí estás buscando la respuesta a tu vida en una galleta de la suerte… o riéndote 10 minutos con un meme.

Vivimos teniendo fugas de 10 segundos todo el tiempo en lugar de decidirnos a hacer algo que represente bienestar a mediano-largo plazo.

A mí no “Me Dueles, México”, sino que me dueles tú, mexicano que prefiere vivir en la distracción, en la peda pa’olvidar y en el mame del meme.

A ti que quieres hacer algo para que la cosa cambie, te propongo iniciar un movimiento para mínimo informar sobre los temas de los que muchos se ríen y cambiar la perspectiva, además de fomentar la auténtica conciencia social.

Una propuesta (pero claro que si no es suficiente siempre se aceptan más ideas) es que cada vez que veas algo así, además de (si quieres) poner que “está bien chistoso”, añadas un punto informativo sobre el tema y usemos el HT #DeQuéTeRíes, porque recuerda: El meme es risa, pero la risa no arregla nada. La información sí. ¿Qué tal que las combinamos? Una cosa no quita la otra.

Escribe:

Mónica De Salazar
Una especie de alebrije que mezcla algo de ingeniería en procesos industriales, con editorial especializado, marketing digital, coaching empresarial y personal... y un toque de "tú dime qué quieres y lo resolvemos". ¿Pues que no es así la vida?

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios