Como banderazo de inicio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se llevó a cabo en la Expo Guadalajara la inauguración del evento más grande de las letras que en esta vigésimo octava edición cuenta con la presencia de 2000 editoriales, de 43 países, publicaciones en más de 20 lenguas y 20 mil profesionales del libro en sólo en nueve días.

Raúl Padilla, presidente de la FIL, no dejó de hacer mención por el caso Ayotzinapa “que tanto dolor ha causado, incluso más allá de las fronteras y que ha revelado lo gravemente que la Nación y el estado mexicano se han visto afectados por el crimen organizado. Ante esta situación son muchas las voces que piden justicia a nuestras autoridades”. Además expresó su solidaridad para con los familiares de los normalistas desaparecidos y se sumó a la solicitud urgente de que se restituya el estado de derecho del país.

Se destacó parte del programa que trae la delegación argentina, incluida en la presentación las mesas que tienen relación con los derechos humanos y que estarán presididas por Estela de Carloto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, en Argentina, quien estuvo presente en el evento de inauguración.

En su vigésima octava edición se hizo referencia a la antigua amistad que comparten México y Argentina ya que México le ha abierto las puertas a muchos escritores argentinos que tuvieron que exiliarse en la dictadura militar. “Nos complace volver a recibir una muestra de esta cultura amplísima, manifestada con ejemplar excelencia en la literatura”, dijo Padilla.

Nombres como los del Che Guevara, Carlos Gardel y Maradona aparecieron como referentes del país sudamericano, además de los Intelectuales y escritores de todo el territorio argentino como Juan Gelman, Luisa Valenzuela. Los distintos homenajes que se llevarán a cabo en la FIL a Julio Cortázar, Astor Piazzola, Mercedes Sosa y Quino, entre muchos otros, son un rasgo de lo que la cultura argentina ha dejado como huella en México.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios