Se acabó el año* y eso sólo significa una cosa: ¡conteos y más conteos! La inefable necesidad de voltear y ver el camino recorrido, categorizar entre lo malo, lo bueno, lo que nos marcó durante el año.

Hoy toca hablar de las series que atraparon nuestra atención, que desfilaron por nuestras pantallas, ya sea de televisión o en línea.

El éxito de Game Of Thrones o Breaking Bad, destaparon el interés de grandes estudios, quienes apostaron en 2014 más que nunca por modelos de negocio basados en las historias de continuidad. Si bien siempre ha sido rentable la producción de series, las campañas en medios sociales han disparado la penetración de éstas entre el público. Sin mencionar su legado en la cultura popular tanto de sus personajes como de sus historias.

House Of Cards

Que levante la mano quién no se haya refinado la segunda temporada en un sólo fin de semana. Y es que publicarla de tiro en un solo día fue la cereza en el pastel para detonar el interés por Frank Underwood y sus maquiavélicos planes por conquistar la Casa Blanca. Vía la gran actuación de Kevin Spacey.

Además del reparto, uno de los aciertos de HOC ha sido el de retomar una historia creada en 1990 y contextualizarla de tal forma que resulta consecuente con nuestro tiempo toda vez que mensajes por whatsapp, twitter y ciberactivismo detonan la trama en algunos capítulos. La sensación de que cualquier cosa que vemos en la pantalla puede suceder en la vida real (si es que no sucede ya) es tan deliciosa como un buen corte recién salido de la parrilla. Una serie llena de antihéroes, donde el bien y el mal transmutan de conceptos abstractos a conflictos políticos y mediáticos que sólo David Fincher pudo retratar de forma lógica y atractiva.

Y si aún queda duda del por qué es una de las mejores del año, sólo imaginen que la inversión en House Of Cards, en mancuerna con Orange Is The New Black, le representó a Netflix 570,000 nuevos suscriptores en Estados Unidos y 1,120,00 alrededor del mundo. Ahí no’más.

Bo Jack Horseman

Uno de los atractivos más fuertes de esta serie animada (de Netflix para variar) era disfrutar de la voz de Arron Paul (Jesse Pinkman en Breaking Bad) que daba a uno de los personajes principales. Vaya sorpresa cuando esto quedó en segundo término para dar paso a personajes sumamente complejos inmersos en conflictos y preocupaciones tan vigentes con los que más de uno nos hemos visto reflejados.

La historia gira en torno a Bo Jack, un caballo que se hiciera famoso en los 90 y su decadencia como personaje público, poniendo en entredicho su personalidad en distintas circunstancias.

No se dejen llevar por el simple hecho de ser una serie animada. Para cuando hayan terminado la primera temporada estarán igual de sacados de onda que su personaje principal. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Muy recomendable para aquellos que comienzan a chavoruquear.

Si gustan de humor negro, sarcasmo y series animadas, ésta será de sus favoritas.

10639672_659127817536507_4719452991112627669_n

The Walking Dead

A esta serie le urgía que Breaking Bad terminará, pues le robó atención durante todo 2013, aunque también ellos se encargaron de que esto sucediera. La cuarta temporada en realidad es de hueva total. Quizás la más aburrida de las 5 que hemos podido ver hasta el momento.

En 2014 la cosa cambió, una vuelta de tuerca en la historia y ya con el camino libre han logrado recuperar el rating y la atención del público.

Si aún no han visto la quinta temporada en su totalidad ¡Ufff!, agárrense por que el final del último capítulo del año les volará los sesos.

Por cierto, entren a su página de Facebook, está atascada de memes que la gente sube, pero cuidado por que también hay spoilers.

 

Gotham

Polémico el caso de la adaptación a la pantalla chica de los primeros años de Bruce Wayne. Hay quienes dicen que es una basura por no tener una continuidad en cuanto a dirección y arte adecuado con producciones anteriores del mismo personaje. Pero vamos, es una serie y el formato es muy distinto al de un largometraje. Del otro lado de la balanza están los que la aman por presentar por primera vez una visión no explorada de Batman y sus enemigos.

Centrada en los inicios de James Gordon y su lucha contra el crimen de la ciudad, nos presenta las motivaciones que llevan tanto a villanos como héroes a convertirse en los personajes que ya conocemos. Integrando historias de algunos que quizás no han recibido tanta atención como el Pingüino.

La serie fue estrenada en septiembre de este año, y los ejecutivos ya han asegurado para el fin de la primera temporada Bruce ya estará usando la máscara del caballero de la noche.

Esperemos que el murciélago vuele alto el año que viene. Lo tiene todo para lograrlo.

Orange Is The New Black

OITNB ya venía haciendo ruido desde 2013. No fue hasta 2014 que el boom de esta comedia dramática estalló. Con un muy buen reparto repleto de feminas.

Esta serie en verdad me generó casi la misma adicción que “House of Cards”. La neta está un tanto cursi y melodramática pero también muy interesante. ¿No has visto OITNB? Fue la frase que más escuché durante la primera mitad del año. Esperamos la tercera temporada con ansias y el regreso de Laura Prepon a la serie.

10447089_244567569073353_386860853385614526_n

Sherlock

Esto es cosa fina. Sherlock se distingue de las demás en mi muy humilde opinión. Fresca, actual, y con el toque inglés que confecciona capítulo a capítulo una fina trama con personajes muy bien delineados.

Creo que ésta se volverá un clásico. La palma de oro se la lleva Benedict Cumberbatch en su papel de Sherlock, así como los guionistas que han puesto tanto esmero en no dejar ni un cabo suelto, hasta el más mínimo detalle tiene un porqué en la serie.

Después de verla les aseguro que no volverán a ver las cosas de la misma forma. Literal.

Mención honorífica a Bob Burgers.

Buenérrima, ligera y divertida. Se recomienda acompañar con su enervante de confianza. La historia de una familia típica: el papá, la mamá y unos hijos peculiares atendiendo el restaurante familiar. Pueden verla en línea aquíesq-bob-xlg

Están son sólo algunas de las series más interesantes del año, pero como suele pasar en estos casos, ustedes tienen la mejor opinión. ¿Cuál faltó, cuál sobró? Compartan con nosotros las series que más les gustaron en los comentarios.

Escribe:

Gerardo G.
Sufro de Proyectitis aguda. Distra-ído de tiempo completo. Director de La Onda es Local

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios