Por @eneas

La marcha del martes fue atípica por varias razones:

Primero. Desde el 1DMx la policía se había distinguido por organizar fuertes operativos alrededor de cualquier manifestación convocada por jóvenes –como caso extremo, en el último Paseo de Todos (un paseo en bicicleta donde participan miles de personas) las patrullas flanqueaban al contingente e impidieron que hicieran una parada en el Zócalo, no fuera a ser que se les ocurriera quedarse ahi e instalar casas de campaña–. En la marcha de ayer, la única presencia policial fueron los agentes de tránsito recibiendo las mentadas de los automovilistas a las que ya están acostumbrados.

 

Segundo. El número de estudiantes marchando hacia rato que no era tan grande. Cuando la cabeza de la marcha llegaba a Gobernación, el último contingente estaba apenas alcanzando la glorieta de la Diana.

Tercero. Una vez en gobernación fue sorpresivo que el mismísimo Secretario, Osorio Chong, se apersonara en el templete para leer el pliego petitorio y prometer la solución del conflicto “en 30 minutos”. Acudió sin el aparatoso operativo policial que acompaña a estos personajes incluso cuando van al baño (recuérdese el episodio de EPN en la Ibero).

Estos elementos atípicos hacen que surjan algunas sospechas o, al menos, abren espacio para algunas “dudas razonables”:

No es la primera vez que una marcha gigante llega a Gobernación, desde el #YoSoy132 en las postrimerías del régimen anterior y los albores del actual, hasta las marchas multitudinarias de la CNTE + SME + Estudiantes + Otros. Pero en ninguno de esos casos el Secretario había dejado “la manera institucional” de hacer las cosas (delegar en achichincles y hacerse como que la virgen le habla) y, mucho menos, aparecerse en el templete y hablar de frente a los manifestantes (una oportunidad dorada para que Televisa endiosara a Osorio y lo hiciera aparecer entre vitores del pueblo emocionado). Algunos le llaman a esto una “victoria del movimiento estudiantil” (Epigmenio Ibarra dixit), otros claman que el movimiento se vendió. Yo creo que no hay elementos para probar una u otra cosa… Pero haríamos bien en mantenerlo en la mente y ver cómo se desarrollanlas cosas.

Por ahora quedan los titulares de la “prensa bien” y los comentarios casi extáticos de los merolicos de siempre haciendo más pertinentes las dudas.IMG_20141001_093544

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios