Hace unos meses se anunció la llegada al Museo Tamayo de una de las muestras más esperadas del año. Se trata de Obsesión Infinita, de la artista japonesa Yayoi Kusama.

Si bien el nombre de Kusama es reconocido en el ámbito artístico, por su propuesta fuera de las referencias más comunes de su tiempo, es necesario mencionar su colaboración en 2012 con la marca de lujo Louis Vuitton para entender el interés reciente por el trabajo artístico de la japonesa.

Dicha colaboración le recordó al mundo la vida y obra de una de las denominadas precursoras del Art Pop, despertando el interés de importantes galerías en Nueva York y Londres, para así derivar en la gira de esta muestra por América Latina.

YAYOIK

Esta exposición presenta un recorrido exhaustivo a través de más de 100 piezas creadas entre 1950 y 2013, que incluyen pinturas, trabajos en papel, esculturas, videos, slideshows e instalaciones.

Apreciar esta exposición resultará un viaje del cuál seguramente todos saldremos un tanto tocados dada la ambivalencia en sus obras. Por una lado tenemos la estética, el contexto artístico, el dominio de la técnica y demás aspectos que los iniciados podrán explicar mejor, y por otro lado atenderemos a la catarsis de una artista cuya vida ha transcurrido entre crisis nerviosas y alucinaciones desde sus primeros años; el punto y sus repeticiones, principal característica en la obra de Kusama, dan cuenta de su patología y la relación entre ésta y el concepto de infinito del que el ser humano es participe.

A continuación les presentamos el corto de Laundry, dirigido por Martín Rietti en Tokio en 2013 sobre la retrospectiva Obsesión Infinita de Yayoi Kusama, misma que podremos apreciar en el Museo Tamayo del 26 de septiembre del 2014 y hasta el 18 de enero del 2015.

Simplemente imperdible.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios