La Sonrisa de Eros es el quinto núcleo de la exposición En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte en el Palacio de Bellas Artes.

Erotismo, sexualidad y destrucción son parte de este “diálogo entre núcleos” en donde las diferentes perspectivas de Octavio Paz convergen en diferentes texturas, espacios y sensaciones. Inspirado principalmente en “La llama doble” y “El mono gramático” este núcleo logra recrear los largos paseos de Paz en la India y la mezcla de fascinación y terror que produce el enfrentamiento con lo sagrado del ser.

Con un contenido nuevo y nunca antes expuesto en México “La sonrisa de Eros” representa una conversación al amor y a la sensualidad que Octavio Paz destacó a lo largo de su carrera y de interés predominante en sus ensayos.

“Hace alusión a las “Lagrimas de Eros” de George Bataille, propone una conversación estética y erótica entre sus representaciones artísticas consagradas al sexo, el erotismo y el amor en las culturas orientales.

 

paz_00-700x471

La Sonrisa de Eros

El erotismo ocupa un lugar central en la poesía y los ensayos de Octavio Paz. “El erotismo es la sexualidad transifgurada: metáfora. El agente que mueve lo mismo al acto erótico que al poético es la imaginación. Es la potencia que transfigura al sexo de ceremonia y rito, al lenguaje en ritmos y metáfora”. Los textos de Paz consagrados al tema del erotismo y el amor revelan con especial hondura el ámbito más íntimo de la vida y la sensibilidad del poeta, al tiempo que señalan momentos clave de su pensamiento literario. La idea es poner en diálogo una conversación estética y erótia entre las representaciones artísticas referidas al sexo, el reotismo y el amor en las culturas orientales, europea, estadounidense, mesoamericana y mexicana. Al final de la vida de Paz su poesía y sus ensayos sobre erotismo cambiaron el todo de la sexualidad al rojo blanco hacia los misterios del cuerpo-alma enamorado.

Foto portada: El Universal.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios