Hay una bóveda en el centro histórico que resguarda uno de los valores mexicanos que pasan prácticamente desapercibidos, ¿qué es? Los ruidos de los nuevos talentos y maestros del jazz a nivel internacional. Esta bóveda nos hace sentir que pertenecemos a uno de los clubes clandestinos durante la prohibición, sólo que amigos míos, ¡sí hay alcohol!

El Zinco Jazz Club se ha vuelto una de las estéticas referencias para los conocedores del jazz que, además, se jactan de consumir lo nacional, ya que hay varios espacios en la semana en que el jazz mexicano es el invitado estelar.

Todos los meses son el Mes Internacional del Jazz y julio es otra muestra del buen gusto, aunque siempre pondrán a prueba la versatilidad del oído mexicano, pues el Bebop no es lo único que rebota en las paredes.

El jazz no descansa así que la cartelera del Zinco comienza a sudar desde el 4 del mes de junio, abriendo música con la Orquesta Basura, música muy nueva que estalla en lo ecléctico y que seguro se acompaña muy bien con un mezcal que reciclarán después para tocar un Ska con matices de Danzón.

Folk noruego agitado con jazz, hay mucha perfección en esa mezcla y como Noruega queda un tanto lejos, mejor reservamos con tiempo para escuchar a Alexandra Tischendorf, nombre que ya ha vibrado en algunos eventos de jazz que crecen en Latinoamérica. Alexandra es el pretexto perfecto para esa cita a la que quieres sugerir a Eros, así que, esa persona especial debe estar contigo el jueves 5 de junio.

El viernes 6 de junio es día de los que consumen productos nacionales, ya que, un nombre que no hemos perdido de vista es el del baterista Yaury Hernández y su Quinteto, que ha elegido a la bóveda del jazz para dar a luz a su disco ‘MFM’. Sin duda es una de las fechas en que el acceso será complicado y si eres de los afortunados en presenciar al Quinteto de Hernández disfruta cada uno de sus solos, pues sin duda, está en el trampolín del jam.

El cierre de agenda en el Zinco merece ser ruidoso y pocos instrumentos como la trompeta anuncian el comienzo o el fin de algo en varias ceremonias, así como el 7 de junio, Marc Osterer, con trompeta en mano, cierra una semana presentando su grabación llamada ‘InterView’. Marc Osterer es un trompetista norteamericano al que el amor por un país lo hizo quedarse en una Orquesta, así es, Osterer es actualmente el trompetista de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, además de crear piezas versátiles para el Quinteto que lleva su nombre. Los que amamos a los miembros de la Lincoln Center, no podemos perdernos ninguna nota de este singular trompetista.

Escribe:

Analy Coltrane
Idealista por defecto, maniquea por rigidez atemporal... ¡yo debí ser renacentista! Content Manager, Editora, Copywriter y Colaboradora.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios