Por: Adriana Cantoral

¿Has pensado cómo vas a sobrevivir en el ciberespacio después de tu muerte?, se estima que 200, 000 usuarios de Facebook mueren anualmente y la gran mayoría de sus perfiles se quedan en pausa hasta que son reportados por sus amigos o la misma plataforma averigua a través de sus contactos si esa persona murió. ¿Cuándo hubiéramos imaginado que nuestra presencia virtual permanecería a pesar de nuestra partida?, ¿has visto el perfil de alguna persona que ya no esté en este mundo?

Además de Facebook, Google ofrece la opción de “heredar” o “traspasar” el servicio de correo, youtube, blogger, G+, picassa y muchas de sus extensiones. Claro, hay que avisarle en vida. ¿A quién te gustaría dejarle tus correos, fotografías, videos, blogs y demás información?, ¿a tu familia, pareja o amigos?, ¿o preferirías desaparecer de la red de manera natural?
20140502-125328.jpg

Eso no es todo, algunas funerarias incluyen en sus paquetes un dispositivo de almacenamiento con tu legado en redes sociales para ser siempre recordado. No dudo que muchos quieran llevarse artilugios electrónicos a la tumba o al crematorio. Con suerte celulares, tabletas o computadoras portátiles podrán ser hallados por arqueólogos del futuro.

Aún más, puedes programar tu despedida o seguir interactuando desde el más allá. Hay herramientas que mandarán correos, mensajes, tuits y posteos tras tu deceso. ¿Cuáles? DeadSocial, If I die y LivesOn. La última pretende simular tu personalidad por medio de la inteligencia artificial para que tu existencia se prolongue lo más posible.

¿Te animarías a dejar mensajes póstumos en Internet? ¿Qué le pondrías a tu epitafio virtual y qué compartirías? ¿Cómo visualizas a tus descendientes manejando tus cuentas?

20140502-125347.jpg

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios