“Con dinero baila el perro, con sexo todo el mundo”

Desde que vi por primera vez una película de Lars Von Trier me hice fan. Sus filtros gélidos, sus guiones crudos, su extinto Dogma 95, su actitud mordaz ante los medios y la crítica. Lars Von Trier es una perra distante y fría, tanto que personas como Bjork o Nicole Kidman calificaron como negativa la experiencia de haber trabajado bajo la dirección del danés. Todos saben que sus exigencia es alta, siempre lleva un costo emocional que al final vale la pena.

Cuando me enteré de qué iba “Nymphomaniac” me atrapó la idea, se fueron filtrando stills del filme, entrevistas, declaraciones como las de Charlotte Gainsbourg en las que dijo sentirse humillada en algunas escenas o como Shia LaBeouf quien afirmó que jamás le habían pedido fotos de su pene en el casting. Luego vinieron los teasers con fragmentos dispersos que no decían absolutamente nada de la trama más que nos esperaba un gran desenlace. Finalmente aparecieron los carteles con los personajes desnudos y el tráiler final que remataron la expectativa y exacerbaron mi emoción.

image_1

El filme dura 5 horas así que se tomó la decisión de hacer dos volúmenes, el primer volumen ya se está proyectando en la 56 Muestra Internacional de Cine en el DF. Ahora bien, no es un parteaguas en el cine actual ni un clásico pero sí es una buena obra con una perspectiva interesante acerca de algo (absurdamente) controversial: la visión sexual de una mujer fuerte e inquieta.

Joe, el personaje central, es interpretada por Charlotte Gainsbourg en una edad madura y por Stacy Martin como Joe joven.   La película se desarrolla en el momento más miserable en la vida de la protagonista, ese episodio vulnerable en el que está expuesta y con el dolor a flor de piel, una situación que la lleva a contar su historia a un desconocido con algunos pasajes divertidos pero una constante: la soledad y el vacío. La negación al vínculo que une el sexo, el amor y los genitales es una manera interesante de anarquía sexual presente y constante en la vida de Joe, pero por otro lado el enamoramiento jamás la abandona.

No quiero lanzar más spoilers porque me parece que es un filme digno de ver con atención, con objetividad y con emoción, así que sólo diré que esperen cuestionamientos importantes tanto sociales como personales y que no se dejen llevar por todo lo que se dice, ni los hipsters que la alaban ni los mamones que la critican severamente.

image_2

Calificación: ¡Excelente! Una estrellita en la frente nazi de Von Trier.

Esperen mi artículo siguiente: “Nymphomaniac” vol. 2: te amaba y me chingaste.

Escribe:

Haití En Llamas
Internacionalista // Codificador de la realidad // transcribe el entorno y lo transforma en estética lírica // profesional dancer // soy un gran chico 😉

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios