Por: Patricio Morales (Enviado Especial)

2014-03-11 17.15.56

Neil Young, una auténtica leyenda viviente, aprovechó el marco de South By Southwest 2014 para hacer la presentación oficial de Pono, el nuevo reproductor portátil diseñado para audio en formato de alta resolución.

Durante media hora, el veterano de 68 años de edad y más de 30 discos de larga duración compartió su visión sobre los cambios que la industria musical ha sufrido en las últimas décadas: la llegada de los formatos digitales –en particular el MP3- marcó el declive de la música física y, con ello, un cambio radical en la forma en que escuchamos y compramos música.

2014-03-11 17.16.22

El debate sobre las deficiencias de escuchar música en formatos altamente comprimidos no es nuevo. El experto en audio Julian Treasure ha llegado al extremo de afirmar que la exposición la misma durante periodos extendidos es un factor de stress y puede provocar daños irreparables al sentido de la audición. Para aquellos más interesados en el lado técnico Sound On Sound tiene una explicación muy completa de lo que el MP3 hace a nuestras canciones favoritas.

En su presentación, Neil Young hizo más hincapié en el aspecto emocional de la música y en lo mucho que uno está perdiendo al escuchar menos del 15 por ciento de la información del master track de un tema musical. “¿Cómo es posible…” preguntó “…que la fotografía digital alcance niveles de calidad antes insospechables y todos los dispositivos electrónicos en nuestros hogares mejoren con el tiempo pero la música que escuchamos sea inferior a lo que se escuchaba en el pasado?”

2014-03-11 17.59.29

Para, en sus palabras “rescatar la música”, Neil Young  ofrece como alternativa Pono: un dispositivo móvil capaz de reproducir archivos de audio en resoluciones hasta de 192 kHz/24 bit (formato FLAC). Esta resolución es la misma –en algunos casos, superior- a la que el artista o productor promedio escuchan en el estudio cuando está mezclando su disco. En teoría, esto ofrecería al fan la oportunidad de escuchar la música con un rango dinámico y limpieza de sonido sin precedentes para el mercado comercial.

¿Realmente hay tanta diferencia en la calidad de audio? Para ilustrar su punto, Young presentó un video donde alrededor de 20 personalidades de la industria musical platicaron su experiencia después de escuchar música en su nuevo dispositivo.

La pasión de Neil Young es indudable pero, obviamente, surgen algunas dudas:

  • Los formatos “lossless” (sin pérdida) ya existen.  Son el estándar de la industria. En teoría, la única diferencia es que ahora se harían disponibles al público.
  • Ningún dispositivo puede añadir información que no existe. Un track mezclado de inicio a 48 khz/24 bit no se beneficiaría en lo mínimo de una conversión a mayor resolución. Young mencionó que el dispositivo puede reproducir tracks en cualquier resolución y que espera que esto motive a los productores y músicos a grabar en mayor resolución en un futuro.
  • El precio de $400 USD pudiera ser demasiado elevado para muchos, sobre todo cuando el beneficio es algo difícil de cuantificar.
  • ¿Qué música estará disponible en la tienda en línea de Pono? Todo esto se escucha muy bien pero si nuestra música favorita no está en el catálogo, entonces no tiene mucho sentido.
  • ¿Qué porcentaje de las ventas irán a las arcas de Young y sus socios? ¿Será más caro comprar música en estos formatos?

Esperamos que muchas de estas sean contestadas pronto. Neil Young asegura que, incluso si el proyecto fracasa, “la música gana” porque se habrá abierto la puerta a la música en alta calidad.

      Por lo pronto, la campaña de Kickstarter que se lanzó ayer alcanzó la mitad de su meta de un millón de dólars en menos de 4 horas y, a la hora de firmar esta nota, ha superado el millón y medio.

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios