¿Sigue en sus recuerdos TV On The Radio? Desde que escuchamos por primera vez “Mercy”, supimos que la banda está regresando a sus raíces y a ese sonido primario que tanto nos enamoró. Así fue como “Tunde” Adebimpe y compañía regresan con la gran fuerza escénica que los caracteriza en este 2013 con planes de un nuevo trabajo que nos tiene emocionados aunque seguimos lamentando el fallecimiento de Gerard Smith (bajista) quien sufría cáncer de pulmón.

myspace_tv_on_the_radio_a_l

Para aterrizar, TVOTR es un quinteto que desde el 2001 han estado haciendo ruido en todo momento, desde su natal Brooklyn, Nueva York hasta visitar varias veces nuestro país. Han lanzado más de un par de discos entre los cuales se destacan nuestros favoritos Desperate Youth, Blood Thirsty Babes (2004) o Nine Types Of Light (2011) que los ha ayudado a protagonizar una de las propuestas más originales en los últimos años integrando en su música estilos tan diferentes como el jazz, soul y electrónica.

El cantante “Tunde” Adebimpe y el multi-instrumentista (y productor) David Andrew Sitek, fundadores de la banda, son además de músicos, artistas del mundo audiovisual, que abarcan desde la pintura hasta el cine de animación. Sitek también ha producido las grabaciones de grupos como Yeah Yeah Yeahs entre otros. Que buen match, ¿no?

Traen una historia llena de éxitos que no verlos es imperdible y es así como la  “otra historia” que envuelve un concierto de TVOTR fue así: era mayo de 2011, una noche un tanto fría en la ciudad de Guadalajara, en un lugar donde nos imaginamos podría suceder de todo menos un concierto: “La Aceitera”. Una gran fila se notaba a lo lejos mientras intentábamos llegar a nuestro destino cuyo camino era marcado por los asistentes. Llegar a la entrada fue eterno y no lo digo por la fila ni por no encontrar estacionamiento, sino por una pelea insignificante de una relación que parecía de todo menos de dos. Sin que esto me flaqueara del todo (en ese momento) decidí entrar y desquitar el nudo de sentimientos que estaba experimentando cuando de repente, en la entrada, un chico (a quien pondremos por nombre G.) se acercó y me preguntó con tal efusividad <¿¿hey wera?>> y procedió a abrazarme cuando le dije <<sí>>. Fue el contacto corporal más lindo que pude experimentar esa noche, sobre todo porque fue a recargar mi energía y me pudo sacar una sonrisa después del pequeño “drama”. ¿Lo curioso? Nunca nos habíamos visto eso sí, éramos conocidos virtualmente y la única referencia era un avatar el cual, pudo reconocer. Hace poco platicamos y recordamos esa noche, entre risas, negaciones con la cabeza, reflexiones y un ¡fuck you (tú sabes quién eres)!. Moraleja: la vida es demasiado corta para dejar que te echen a perder un concierto (como uno de TVOTR) cual sea el motivo, ¿quedó claro?

 

 

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios