La primera exposición a cargo de Guillermo Santamarina como nuevo Curador en Jefe del Museo de Arte Carrillo Gil, que nos comparte para aproximarnos a algunas obras de la colección, orientados por los ocho enfoques que confluyen en la hipotética visita a una ciudad muy similar a ésta donde ahora nos hallamos (usualmente franqueando contratiempos y especulaciones), encuentra en su punto de arranque un par de caracteres que a su vez nos conducen a cada uno de esos ecos que reflexionan sobre la psicogeografía del orden urbano postmoderno.

“Uno será el concepto –ampliado metafóricamente- de la noción de deriva. Entendida como el paseo a merced de las circunstancias, esta va recogiendo paralelamente a su paso una serie de imágenes e ideas que ponderan, entre otras, el orden, los significantes, los tejidos temporales, e incluso las sensaciones de acción urgente que declara el contexto enfocado”, escribe Santamarina.

“No sobra acreditar, al margen, que el concepto de deriva ha sido parcialmente asimilado de los ejercicios que tanto los surrealistas emprendían azarosamente por París allá en los años 20 del siglo pasado (provocando a su paso ciertas irritaciones de ciudadanos conservadores), o décadas más tarde (y con más acentos subversivos) fue retomado en las marchas ruidosas de los letristas y los situacionistas. Para el caso presente, la calle llega hasta nosotros que deambulamos con las obras aquí expuestas.

El otro concepto es liminal; ese umbral que define un espacio o identidad ambigua o fronteriza, correspondiente a un estado en transición, activo en las ocho derivas aquí citadas. Individuo: La ciudad todo lo contiene; emociones, recuerdos, experiencias, límites, deseos… La relación que generamos con la ciudad que habitamos es íntima y cotidiana.

Paolozzi Study for a relief, 1972. Lápiz sobre papel. Obra 20.8 x 27.3 cm.

Contrautopía: Tomando en cuenta que una cantidad importante de las obras pertenecientes a la colección MACG muestran sitios dados como como zonas marginales o distopías, propongo una lectura de éstas no como representaciones que dan cuenta de una situación adversa, sino como un cuestionamiento del paradigma utópico.

Fragmento: Fragmentos de la ciudad que se combinan para ser vividos de manera distinta según como nos queramos relacionar y proyectar en ella. Esta desintegración y contraste de experiencias urbanas se representa dentro de la colección del museo.

Desterritorialización: personas de clase baja provenientes de la provincia que han perdido sus raíces y que no se identifican ya con su origen, o bien aquellos lugares de moda, grandes almacenes, restaurantes o tipos de consumo con los que la gente siente que puede obtener otro rango social.

Umbral: Asociar el carácter limítrofe y ambiguo de los sujetos y espacios en el contexto urbano con la noción de marginalidad, permite reflexionar sobre su condición dislocada y flotante, a partir de las múltiples exclusiones que se producen.

Ausencias y presencias: La ciudad es ese universo en el que sucede todo y nada a la vez, donde los encuentros y desencuentros llenan y vacían cada uno de sus rincones, donde las ausencias y presencias transforman los espacios y el tiempo.

Organismo: La ciudad como un organismo vivo gestado por la interacción de quienes viven en ella (el habitar humano, incluso en el aparente desorden), y por la palpitación de los sistemas que en ella se desarrollan (como venas y arterias sobre músculos y huesos), incluso en la ineludible proyección del caos.

Vacante: Los espacios vacantes, aquellos vacíos de la ciudad que carecen de un uso definido o una construcción que los ocupe, también conforman el perfil urbano.”

Dentro de la selección de 51 obras que comprende esta muestra, veremos firmas como: León Ferrari, José Luis Cuevas (serie Suite Madrileña), Gunther Gerzso, Gabriel Macotela, José Clemente Orozco, Brian Nissen, José David Alfaro Siqueiros, Luis Nishizawa Flores, Jordi Boldó, Teresa Margolles, y el propio Alvar Carrillo Gil.

Del 27 de julio y hasta el 1 de diciembre de 2013

Museo de Arte Carrillo Gil
Av. Revolución 1608, esquina Altavista, Col. San Angel
C.P. 01000, México, D.F.
Teléfonos 55 50 62 60 / 55 50 39 83
www.museodeartecarrillogil.com

¿Qué tienes que decirnos?

comentarios